Portada de la Publicación para el 25º Anivesario de la Hermandad de la Resurreción de OrihuelaEste año 2012 la Hermandad de la Resurrección está celebrando su veinticinco aniversario, una conmemoración muy especial.

Esta publicación quiere ser distinta a las tradicionales. Hemos pretendido combinar el recuerdo de los veinticinco años que celebramos, con artículos llenos de contenido, que nos sirvan también para la continua formación humana y cristiana. Para ello, hemos pedido la colaboración de personas que han intervenido en estos veinticinco años en nuestras Jornadas y en otras actividades de la Hermandad. Creemos que el resultado de esta complicada experiencia es muy positivo.

En la Eucaristía de Acción de Gracias por este 25 aniversario, celebrada el Domingo 20 de Mayo en Santa Justa, nuestro Hermano Mayor, el P. Satorre, cuando recordó los inicios de la Hermandad, afirmó que la fuerza de la juventud, de los jóvenes que iniciaron la Hermandad, pudo con todas las dificultades. Si a esa juventud le añadimos la fe, el estar ilusionados con Jesús, con su mensaje, con su doctrina, nada ni nadie podía parar este proyecto. Esa fe fue la clave. Eso debe ser siempre lo fundamental, la ilusión por Jesús, el amor por Jesús. Debemos renovar siempre esa ilusión, a nivel personal, de Hermandad y a nivel general en la Iglesia. A veces da la impresión de que se decae, y es porque no vivimos intensamente el ser seguidores de Jesús; caemos en la dejadez, en la rutina, abandonando a Jesús Resucitado.

Muchas veces da la impresión de que no sabemos transmitir nuestro cristianismo, no sabemos transmitir a Jesús Resucitado. Es momento de reflexión para toda la Iglesia, para todos los cristianos. Momento de reevangelizarnos y evangelizar con alegría y sin miedos. De hacer una Iglesia de todos, abierta a los pobres, Iglesia con los pobres. Monseñor Raúl Berzosa nos decía en el documento de apoyo de la Programación Diocesana de Orihuela-Alicante 2010-2011:
“Que, en las comunidades cristianas, se imponga la austeridad para hacer posible la solidaridad y poder cumplir lo expresado en Novo Milenio Ineunte n. 50: que los pobres se sientan en nuestras comunidades como en su casa”. Así mismo, Rafael Prieto Ramiro, en el documento para la Programación Diocesana 2009-2010, nos decía “La Iglesia, la parroquia, no solo deben evangelizar a los pobres, sino que deben ser pobres” y preguntaba “¿cómo evangelizamos a los pobres?, ¿les damos participación en todos los ámbitos pastorales?. En la Hermandad lo estamos intentando.

Debemos estar continuamente en camino, con nuestras caídas y dificultades, pero de camino. La Hermandad de la Resurrección ha caminado veinticinco años, espero, de corazón, que siga en el camino, sin perder su identidad, que será la identidad de sus hermanos. Invitamos a colaborar en esta publicación a muchas personas, y no todas han contestado a nuestra petición, pero al final, un gran grupo la han hecho posible. Quiero dar las gracias a todos los que han participado, me consta el gran esfuerzo realizado. Muchísimas gracias

Por último, también deseo agradecer a los patrocinadores, que han
puesto su grano de arena para que sea una realidad.

Podéis descargar la publicación en formato PDF

Aprovechamos la ocasión que nos brindáis, con motivo del 25º Aniversario de la constitución de la Hermandad para manifestaros –en nombre propio y en el de la Junta Mayor– nuestra felicitación y agradecimiento. Aquella Hermandad sencilla, que nació en Orihuela con la ilusión de ensalzar el punto culminante que da sentido a todo lo que nos une y hermana: La Resurrección de Jesús…; aquella Hermandad, que “rompía” con muchos de los esquemas tradicionales de los que hasta vuestra llegada era el “estilo” de una gran mayoría de nuestras cofradías y hermandades…, hoy es una Hermandad hermosa, motivo de felicitación, al veros como una realidad plenamente consolidada, sin la que ya no es posible entender la celebración de la Semana Santa en nuestra ciudad. Por éste y otros muchos motivos que podríamos recordar, -y que constan en nuestra historia interna-, queremos agradeceros vuestra presencia, colaboración y la importante cantidad de iniciativas que habéis aportado a nuestra Semana Mayor.
Por todo ello, os reiteramos nuestra felicitación y agradecimiento al tiempo que os animamos a seguir en el empeño de dar culto y veneración a Jesús, El Salvador Resucitado, con el esfuerzo, la dedicación y el empeño que supone organizar y desarrollar vuestro singular programa de actividades y vuestro desfile procesional del “Encuentro” en Orihuela y para Orihuela.
Conscientes del valor que tiene todo ello, resumimos nuestros deseos en tres palabras: ¡Felicidades!, ¡Gracias! y ¡Ánimo!.

Suscríbete a las actividades por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para que te enviemos un email con cada nueva activdad o publicación que hagamos en esta web.

Únete a 1 suscriptor