GAprobada por el Obispo de Orihuela-Alicante, Monseñor Pablo Barrachina y Estevan (actualmente Obispo Emérito de Orihuela-Alicante), el veinticinco de Mayo de mil novecientos ochenta y siete, fue ideada e impulsada por Joaquín N. Almagro Aparicio, con el fin de celebrar la Resurrección de Jesús, así como para poder llevar a cabo diversidad de actividades de ayuda al necesitado y de formación cristiana de la comunidad que se fundaba. Hasta entonces, no había existido, que se conozca, en la historia de la Semana Santa oriolana, ninguna Cofradía, Hermandad o procesión referente a la Resurrección de Cristo.

Procesionó por primera vez en mil novecientos ochenta y ocho, desde la iglesia de San Agustín, sede de la Hermandad. Este templo está ubicado en el casco histórico de la ciudad, declarado por el Estado CONJUNTO HISTORICO-ARTISTICO, teniendo su origen en el año 1390, y está catalogado como EDIFICIO DE PROTECCION INTEGRAL, actualmente cerrado, pendiente de restauración.

La Hermandad de la Resurrección cuenta, desde 1990, con himno propio, gracias a la composición “EL RESUCITADO”, realizada desinteresadamente para tal fin por el prestigioso músico, Director de la Banda de la Guardia Real, Don Francisco Grau Vegara. Se interpreta tras la imagen del Salvador Resucitado en la procesión de la Resurrección de cada año. Esta composición está grabada en el disco compacto “MOTIVOS MUSICALES DE LA SEMANA SANTA DE ORIHUELA”, Radiotelevisión Española. 1995, que llevaron a cabo la Unión Lírica Orcelitana y los Cantores de la Primitiva Pasión “Federico Rogel”, siendo interpretada por la Banda de Música “Unión Lírica Orcelitana” de Orihuela.

Las hermanas y hermanos de la Resurrección visten túnica blanca, con la cara descubierta, portando cirios de cera con los símbolos del Cirio Pascual y no pueden repartir nada en la procesión.

Los niños reparten monicas de Pascua con chocolate y llevan pequeñas campanas, como símbolos de la alegría por la Resurrección de Jesús.

Es importante destacar la presencia en la procesión del Cirio Pascual, encendido previamente en la Vigilia Pascual que celebra la Hermandad a las 23 horas, y que es llevado por el Hermano Mayor.

La Hermandad cuenta desde el año 1997 con un tercio de tambores, con un toque propio, que acompaña al Cirio Pascual en la procesión; además, participa en el Traslado en romería de la Virgen Dolorosa, el Viernes Santo, a las 12´ 30 horas, desde el Monasterio de San Juan de la Penitencia de las R.R.Clarisas hasta la iglesia de Santas Justa y Rufina, interpretando durante el recorrido un toque especial, también propio.

Un acto muy significativo y de enorme popularidad es el Santo Encuentro, que lo protagonizan las imágenes del Salvador Resucitado y la Stma. Virgen Dolorosa, que significa el encuentro de Jesús Resucitado con su Iglesia, representada por María, Madre de la Iglesia. En este emotivo acto, un niño de la Hermandad, elegido por sorteo, es el encargado, tras el cese de las músicas, de quitarle a la Dolorosa el puñal de dolor que lleva clavado en el pecho.

La Hermandad celebra la Vigilia Pascual el Sábado Santo, a las 23 horas, saliendo en procesión seguidamente, a las 0´30 horas, ya madrugada del Domingo de Resurrección.

Desde el año 2001 se celebra en la mañana del Domingo de Resurrección, una Tamborada, para celebrar la Resurrección de Jesús y para acompañar a la imagen de la Dolorosa en su traslado a su Monasterio. A esta Tamborada puede acudir cualquier persona que lo desee, acompañada de un tambor.

El tres de Julio de mil novecientos noventa y ocho, el Papa Juan Pablo II otorgó a la Hermandad de la Resurrección su Bendición Apostólica, por la ayuda prestada a la Leprosería de Culión (Filipinas). La normativa interna de la Hermandad le obliga a ayudar de modo permanente al necesitado.

Suscríbete a las actividades por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para que te enviemos un email con cada nueva activdad o publicación que hagamos en esta web.

Únete a 1 suscriptor