CEsta bellísima imagen de Francisco Salzillo procesiona con la Hermandad de la Resurrección desde el año 1997, según decreto del Obispo de Orihuela-Alicante Monseñor Victorio Oliver Domingo , de fecha 14 de Enero de 1997.

El presbítero D. Gonzalo Vidal Tur la identificó como obra de Salzillo en 1962. El P.Andrés de Sales Ferri dice de esta Virgen Dolorosa que siempre ha permanecido en la Clausura del Monasterio de S.Juan de la Penitencia, de las Monjas Clarisas, Exceptuándose el periodo de la guerra civil, que estuvo escondida en la casa de la familia Bregante. Actualmente, solamente se la puede contemplar (por el hecho de estar en la Clausura) durante la procesión de la Resurrección.

El historiador Javier Sánchez Portas afirma que “la imagen es de madera policromada y estofada”. “El semblante de la Dolorosa es típico en otras obras de Salzillo, también la rica policromía y las características del vestido denotan su paternidad”.

El profesor de arte Enrique Uceda García dice de la Dolorosa que “se trata de una admirable imagen de rasgos muy finos, de piel suave, de aspecto sentimental y juvenil para acentuar el carácter virginal”. También afirma que “la imagen está suspendida en un momento de transporte espiritual con la mirada hacia arriba o en actitud contemplativa, firmemente asentada en el suelo”. Está considerada como una de las mejores obras del escultor murciano.

La licenciada en Historia del Arte MªJesús Vicea Sánchez dice de esta imagen que “el rostro de la Dolorosa de Salzillo y el hermoso cuello tienen un carácter no absolutamente ascético, con una sensualidad espiritualizada, típica del siglo XVIII”. También escribe que “no hay que olvidar el derroche de riqueza ornamental y los efectos pictóricos que se derivan del dominio de Salzillo de la técnica del estofado”; “La Dolorosa, en el conjunto escénico, no es una más de las del imaginero Salzillo, sino el soporte importante de un ejercicio de Fe, de una experiencia religiosa única y singular, concebida para ser vivida en comunión. Es una talla de magnífica factura y de carácter procesional”.

traslado2

En el libro “La luz de las imágenes. Orihuela”, de la Generalitat Valenciana, se afirma “Esta versión de la Dolorosa es bastante

excepcional en la obra de Salzillo, que en contadas ocasiones cultivó esta modalidad de talla entera”. “No es vano recordar que el mismo cenobio franciscano de San Juan de la Penitencia conserva en una de sus capillas un excepcional Cristo Yacente, también de Salzillo, y que éstos temas pasionarios tuvieran una extraordinaria relación pensados para su contemplación en la proximidad y silencio de la clausura femenina, dadas las dimensiones similares de ambas obras y la posibilidad de establecer secuencias escénicas entre los momentos de la muerte de Cristo y la desolación de su madre consumada ante la contemplación del cuerpo inerte de su hijo. Estas versiones, a las que acompaña el amable y tierno rostro de la Virgen, eran las más adecuadas a la visión que de los temas pasionarios tuvo siempre la mística expresión franciscana, intensa escrutadora de estos motivos a lo largo de toda la historia y a través de ella se justifica la atmósfera de ternura compasiva que estas imágenes revelaban. Era como una secuencia que permitía contemplar las distintas escenas de la pasión en la silenciosa quietud del monasterio”. “En cierto sentido, esta imagen es afín a la que a principios del XVIII hizo Salzillo para Murcia, especialmente en la intensidad combinada del color y en el elegante lazo anudado sobre el vientre, además de retomar el motivo del paño rayado como efecto añadido al de una pieza especialmente valorada por su color”. “Salzillo añadió dos elementos básicos para aquilatar su calidad. Por una parte, los referidos a la menuda y delicada talla, amparada en los brillantes barnices extendidos sobre sus sonrosadas carnaciones, la talla voluptuosa de su delicado rostro y hermoso cuello, la elegancia del plegado intensificando efectos de grandes volúmenes ondulados en torno al brazo derecho con líneas envolventes que acentúan la elegancia de sus perfiles y la tendencia natural de Salzillo hacia el formato de dimensiones inferiores al natural”.

Formó parte de la exposición “Los Salzillos de Orihuela”, del 11 al 24 de Marzo de 1991, organizada por la Cofradía del Ecce-Homo, CAM y Obispado de Orihuela –Alicante.

Protagonizó el cartel y programa oficial de la Semana Santa de Orihuela del año 2000, al ser ganador del V Concurso Nacional de Carteles, cuyo autor fue Víctor Sánchez Balaguer.

Se la pudo contemplar en la macro-exposición “LA LUZ DE LAS IMÁGENES: SEMBLANTES DE LA VIDA”, que se celebró en Orihuela los años 2003 y 2004, con las obras de arte más importantes de toda la diócesis oriolense. En la presentación oficial de esta grandiosa exposición en Madrid, en el mes de Noviembre de 2002, el Obispo Auxiliar de Orihuela-Alicante, Monseñor Jesús García Burillo (actualmente Obispo de Ávila), destacó a esta obra, junto a la Sagrada Familia, como una de las principales obras de la exposición. La citada exposición, que comenzó en Marzo de 2003 y finalizó en Abril de 2004, fue organizada por la Fundación “La luz de las imágenes” de la Generalitat Valenciana. Dentro de esta exposición, se la pudo contemplar en la Iglesia de las santas Justa y Rufina.

Las andas, de los oriolanos Jesús Esquer Cuenca y Francisco Peñalver Cases, fueron bendecidas en 1996, en la Iglesia del Monasterio de S.Juan de la Penitencia, de las monjas Clarisas, por el P.Miguel Riquelme Pomares.

 

FICHA TÉCNICA

Denominación: Santísima Virgen Dolorosa.

Madera policromada y estofada.

Autor: Francisco Salzillo, siglo XVIII.

Ca.: 1765-1775.

Propiedad: Monjas Clarisas.

Altura: 120 centímetros. Peana: 89 x 65 cm.

Exposiciones:

– “Los Salzillos de Orihuela”, sala de exposiciones CAM de Orihuela, año 1991, Cofradía Ecce-Homo, CAM y Obispado de Orihuela-Alicante.

– “Semblantes de la vida”, Iglesia Santas Justa y Rufina de Orihuela, años 2003 y 2004, Fundación “La luz de las imágenes”, Generalitat Valenciana.

Restauraciones:

– Reposición de un dedo y limpieza, por Jesús Esquer Cuenca y dorado por Francisco Peñalver Cases, año 1996, Hermandad de la Resurrección.

– Acondicionamiento general, por Djaphar Snacel Sánchez, año 2002, Ayuntamiento de Orihuela y Diputación de Alicante. Monjas Clarisas.

Andas: Obra de Jesús Esquer Cuenca, dorada por Francisco Peñalver Cases, año 1996. Hermandad de la Resurrección.

Ubicación de la imagen: Monasterio de S. Juan de la Penitencia, Clausura. Monjas Clarisas.

Ubicación de las andas: Monasterio de S.Juan de la Penitencia.

Suscríbete a las actividades por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para que te enviemos un email con cada nueva activdad o publicación que hagamos en esta web.

Únete a 1 suscriptor